Envases de plástico a medida: uno para cada ocasión

envases de plástico a medida- empresa extintor Barcelona

La vida moderna y los avances tecnológicos han traído a nuestras vidas una serie de comodidades, que hasta hace apenas unas décadas eran totalmente impensables. Así tenemos por nombrar algunos, el abrelatas eléctrico, el rayo láser, los ordenadores portátiles, los móviles inteligentes y en un terreno más modesto, los envases de plástico a medida.

El plástico es un material versátil, barato y ventajoso a la hora de fabricar cualquier recipiente que se nos ocurra, desde el blíster donde se colocan las medicinas en pastillas hasta unos cilindros especiales para que una empresa extintor Barcelona comercialice sus productos, con la finalidad de sofocar los incendios cuando recién comienzan, evitando que se extiendan y se hagan pavorosos. Aunque los dispositivos que conocemos, tradicionalmente, son metálicos, por ahora.

De ese modo, este práctico componente ha ido sustituyendo con éxito una gran cantidad de materias primas con las que se trabajaba históricamente. Por ejemplo, la madera, haciendo mesas, sillas y estantes; el vidrio, elaborando botellas, frascos y recipientes de cocina y el metal, fabricando puertas, ventanas y repuestos automotores.

Algunas técnicas de producción de envases plásticos

Dependiendo del tipo de elemento utilizado y del uso que se dará al contenedor, existen diversos métodos de moldeo para obtener el objeto con la forma y el tamaño deseado. Entre ellos:

  • Inyección: se utiliza para crear contenedores con diferentes espesores de pared, de geometría compleja, sellados y también, los que muestran un sistema de apertura. Permite hacer piezas multicolores con un elemento de vertido, tapas que llevan una especie de bisagra o que por comodidad, inclusive incorporan tenedores o cucharas.
  • Termo-conformado: trabaja con variados productos (polipropileno, polietileno tereftalato y poliestireno). Facilita la conservación del contenido a través de la adición de multicapas que presentan una barrera a la luz o al aire.
  • Soplado: la presión ejercida por el aire sobre los lados de la preforma obliga al material a expandirse y adaptarse al molde. Es útil para hacer cúpulas, tapas, garrafas sin asa o con la misma hueca, bidones, etc. Y objetos grandes como toboganes y tanques de agua. Esta técnica se utilizó originalmente en el procesamiento del vidrio.

Es importante mencionar que por emplear materiales apropiados, con la inyección se elaboran recipientes para envasar alimentos (productos lácteos, cárnicos, ensaladas, helados y otras golosinas). Las piezas resultan resistentes al frío y al calor, por lo que pueden congelarse o recalentarse en hornos de microondas con seguridad. Permiten además ser esterilizados.

En conclusión, independientemente de lo requerido, siempre habrá una pieza de plástico a la medida de la necesidad. Ya sea que el ama de casa la compre vacía y almacene cosas en el hogar o el empresario adquiera la maquinaria de envasado de sus productos, para su posterior distribución y comercialización.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario